Quién somos


El sector arrocero de España estaba agrupado bajo la denominada de Federación Sindical de Agricultores Arroceros de España, con sede en Valencia, constituida en 1933 y que desempeño su labor de representación y defensa de los intereses del sector arrocero nacional ininterrumpidamente hasta 1985, en que por R. Decreto del Gobierno se suprimen sus servicios así como también los de la Federación de Industriales Arroceros existentes hasta la fecha.

Los Agricultores arroceros de Sevilla entendieron desde el principio que no era bueno para sus intereses la falta de unidad en la que se ven involuntariamente avocados y fundan la Federación de Arroceros de Sevilla que se constituye en 1986, entendiendo que era necesario la figura de una asociación que  representase y defendiese los intereses de todo orden que afecten al sector en su conjunto ante los diversos Organismos e Instituciones, tanto de la Administración del Estado, Comunitaria, Autonómica, Diputaciones, Corporaciones Locales y cualquier otra entidad pública o privada.

El sector arrocero de Sevilla, queda dividido por zonas de riego, Comunidades de Regantes, que son asociaciones de agricultores que gestionan todo lo relativo al suministro del agua hasta las parcelas de sus agricultores. Existen nueve Comunidades de Regantes, que abarcan distintas superficies que van desde 600 has hasta 9.500 has. Por otro lado existen agricultores que funcionan de forma independiente, gestionando y obteniendo el agua por sus propios medios.

Los agricultores a su vez, pueden pertenecer a Cooperativas de almacenaje de grano. Para el secado y almacenaje del grano y defensa del precio final de venta del producto. Existen tres cooperativas dentro del sector que gestionan entre 20.000 y 110.000 toneladas de arroz cáscara. Igualmente existen agricultores que o bien gestionan su almacenaje y venta o entregan directamente a la industria una vez recogida la cosecha.

El 98% del cultivo de arroz en la provincia de Sevilla está realizado bajo la normativa de Producción Integrada, técnica más respetuosa con el medio ambiente, puesto que ajusta la utilización de fertilizantes y fitosanitarios al mínimo posible. Al mismo tiempo que técnicos de campo está supervisando constantemente el cultivo y asesorando a los agricultores. Desde 1.998, año en el que se comienza la Producción Integrada en el cultivo del arroz de Sevilla, la Federación, coordina y gestiona la realización de este sistema de cultivo, realizando la contratación y formación de los técnicos de campo, así como la realización de analíticas, boletines, etc.

El cultivo del arroz en la provincia de Sevilla, está situado en las marismas del Guadalquivir, quedando dividido por el mismo. En la margen derecha del Guadalquivir, desde la vega de La Puebla del Río por el norte hasta el paraje denominado Veta la Palma por el sur, delimitando con el río Guadalquivir al este y con el río Guadiamar al oeste, comprendidas todas en el término municipal de Isla Mayor y de La Puebla del Río. A su vez hay varias agrupaciones en el término Municipal de Aznalcazar en los parajes de Hato Ratón, Juncal, los Madrigales y Cantarita. En la margen izquierda del río, se extienden desde la vega de Coria del Río por el norte hasta las fincas de Maestranza y Rincón del Prado, y el Poblado de San Leandro por el sur, delimitando con el río Guadalquivir al Oeste y con los algodones de los Palacios, Chapatales, Pinzón, El Trobal, Veta Herrado y Cotemsa al este, comprendidas todas en los términos municipales de La Puebla del Río, Los Palacios, Coria del Río, Dos Hermanas, Utrera, Lebrija y Las Cabezas.

El número de explotaciones que integran el sector arrocero sevillano varía de un año a otro, en función de las necesidades fiscales de los agricultores de componer o descomponer sociedades. Por lo tanto el número de explotaciones puede variar de una campaña a otra, no así el de los agricultores que suele tener muy ligeras modificaciones.

De esta forma el número de explotaciones que forman parte de la Federación de Arroceros está entorno a las 958.

El tamaño de las explotaciones es bastante heterogéneo, en el gráfico que acompaña se representa la distribución en porcentaje de las explotaciones según la superficie que cultivan. Y resultando una media de tamaño de explotación de 36,95 has. Resultando una superficie total en torno a 35.844 has.